Make your own free website on Tripod.com

Carlos M. Castañeda: biografía

Portada
Noticias de la FECMC
La beca
Requisitos del candidato
Solicite la beca
Actividades en 2015
Actividades en 2014
Actividades en 2013
Actividades en 2013 (Segunda parte)
Actividades en 2012
Actividades en 2011
Actividades en 2010
Actividades en 2009
Actividades en 2006, 2007 y 2008
Próximas actividades
Sobre el libro "SER PERIODISTA"
Extractos del libro SER PERIODISTA
Conozca a los becados
La página de los becados
Círculo de benefactores ¡Únase y done!
Carlos M. Castañeda: biografía
CMC y la libertad de prensa
CMC visto por sus colegas
Carlos M. Castañeda: cronología
Enlaces - Links
Contáctenos - Opine
LA TIENDA FECMC ¡Ahorre y done!

"Ser periodista exige sentir pasión profesional. Requiérese de un celo profundo, de una vida entregada al trabajo con una meta de excelencia".
--CARLOS M. CASTAÑEDA
Carlos M. Castañeda, nacido en La Habana, Cuba, el 8 de febrero de 1932, sabe que quiere ser periodista desde muy temprana edad. Ya a los catorce años, comienza a colaborar con columnas de deportes en varios periódicos habaneros. Unos años más tarde, asume la dirección de la revista literaria de su colegio y la transforma de una publicación mimeografiada a una impresa y con anuncios.

Una vez graduado de periodismo, trabaja en Cuba para varios periódicos como redactor y reportero. Escribe importantes reportajes en la revista Bohemia. Es miembro del panel de entrevistadores del programa Ante la Prensa en CMQ-TV y presentador de noticias de El Mundo en Televisión y del Canal 12/Televisión a Color. En 1960 se exila en Nueva York junto al director y otros periodistas de Bohemia, grupo que funda Bohemia Libre, revista de la que es subdirector. En 1965, trabaja en la revista Life en Español, donde también llega a ser subdirector.

En 1970 se traslada a Puerto Rico, aceptando el reto de Antonio Luis Ferré de transformar un viejo periódico de Ponce en un diario completamente nuevo. Se convierte en el creador y primer director de El Nuevo Día. Allí, Castañeda pone en práctica sus ideas innovadoras, marcando un nuevo rumbo al periodismo puertorriqueño y continental. Castañeda revoluciona el periodismo en Puerto Rico con su espíritu innovador, su originalidad, su estilo agresivo y su valentía al atreverse a hacer lo que nunca antes se había hecho, sin temor a la crítica:
  • Abre las páginas de El Nuevo Día a intelectuales y pensadores de todos los matices políticos, dándoles la oportunidad de expresar sus opiniones con libertad total, algo insólito en el periodismo puertorriqueño de la época.
  • Instituye el concepto del periódico-revista y acuña la palabra portada para referirse a la primera plana del periódico.
  • Hay que hablar del periodismo puertorriqueño antes y después de CMC. Visto el éxito editorial y comercial de END, todos los periódicos lo imitaron. Algunos lo hicieron antes de “morir”, incapaces de sobrevivir ante la competencia de END.
  • Crea el concepto del periódico sin pases, con artículos cortos. Si se hacía necesario elaborar más sobre un suceso, se publicaría otro artículo sobre otro aspecto del suceso.
  • Trae nuevos y modernos conceptos de diseño, utilizando fotos de gran tamaño, profusión de ilustraciones y caricaturas.  Insiste en la importancia de los espacios en blanco dentro de la página. Es ganador de varios premios de diseño periodístico de la Society for Newspaper Design.
  • Eleva el rango de los fotógrafos--fotoperiodistas-- equiparándolos en importancia y sueldo con los periodistas de la palabra escrita.
  • Le da una oportunidad a los artistas gráficos, ilustradores y caricaturistas de desarrollarse y de realizar un trabajo bien remunerado.
  • Insiste en que la función del diseño no es estética solamente, sino que debe ir unida al contenido.
  • Termina con el uso de titulares “telegráficos”, prohibiendo la eliminación de los artículos, preposiciones y conjunciones de los mismos, como era la práctica establecida. Insiste en la importancia de impartirle fuerza a los titulares, utilizando a plenitud la riqueza del idioma español para crear impacto.
  • Transforma el concepto de las “páginas de la mujer”, al considerar a ésta un ser inteligente, capaz de interesarse en otros temas fuera de las labores domésticas.
  • Crea suplementos semanales como Domingo, Sábado Deportivo, Domingo Deportivo y De Viaje, que han sentado cátedra.
  • Crea el concepto de la sección Por dentro.
  • Rompiendo el molde del periodismo insular, trae a las primeras páginas, desde las secciones de economía y deportes, las informaciones deportivas y económicas que así lo ameritasen.
  • Elimina la publicación diaria de editoriales, aproximadamente a los cuatro años de creado END, por considerar que el público no les ponía atención, ya que a diario no sucedía nada de suficiente importancia que requiriera la opinión editorial del periódico.  El Nuevo Día publicaría un editorial sólo cuando los hechos lo ameritaran.  De esta forma, cuando el público viera un editorial en el periódico, sabría que se trataba de algo importante que merecía leerse. Esto constituye un nuevo concepto, contrario a la costumbre establecida. Sin embargo, todos los días CMC “editorializaba” con los titulares, fotos o ilustraciones de portada y en las páginas interiores.
  • Inspira la pasión periodística que dominó su vida en los miembros de su “guerrilla de El Nuevo Día”, como gustaba llamarle al reducido grupo de periodistas con los que compartía la redacción en los primeros tiempos.  Hoy, una generación de periodistas formados en su escuela, se enorgullecen en llamarlo Maestro.De 1990 al 1998 es vicepresidente editorial, y miembro de la Junta de Directores del mismo, hasta su fallecimiento. 
En 1999 en Miami, enfrenta con éxito el reto de El Nuevo Herald, al que logra cambiarle la imagen en pocos meses y convertirlo en el periódico más rentable de la cadena Knight Ridder. A lo largo de su carrera, Castañeda sirve como asesor de contenido editorial y diseño para más de veinte diarios y revistas en América Latina. Además, comparte sus conocimientos como conferenciante ante numerosas asociaciones periodísticas profesionales en el ámbito internacional y en universidades en ambos hemisferios.

Muere en Lisboa, Portugal, el 10 de octubre de 2002, mientras disfrutaba de unas vacaciones familiares. Quedaría trunco su gran sueño, el proyecto con el que Castañeda hubiera coronado una vida de éxitos periodísticos: regresar a una Cuba libre y democrática y regalarle a su patria la gran revista donde vertería sus extensos conocimientos y experiencia. No pudo ser, pero su legado queda en los periodistas de América quienes aprendieron un periodismo de excelencia junto al Maestro, especialmente en Puerto Rico, su segunda patria, a la que dedicó los mejores años de su vida.

Próxima página